INICIO
DESAYUNOS
MAQUILLAJES 
CONTACTO
BIO-LIFT, Recuperador Celular
 
 
En los últimos meses hemos visto el interés creciente de un tema que ocupa a médicos y pacientes como es la radiofrecuencia aplicada a la celulitis y a la flacidez corporal.
 
La radiofrecuencia son radiaciones electromagnéticas que oscilan simultáneamente en el campo eléctrico y magnético. Es un sistema de rejuvenecimiento facial sin cirugía, a través de micro impulsos de calor, que se transmiten a partir de una corriente alterna. Su efecto sobre el organismo se debe al desprendimiento de energía que produce el paso de la onda eléctrica.
 
La radiofrecuencia consigue estimular el tejido conjuntivo y activar los fibroblastos para generar nuevo colágeno, el cual reemplaza al anterior, con lo cual se mejora la densidad de la piel, se afirma y se suavizan las arrugas, dando luminosidad y un aspecto fresco el rostro en general. Actúa en profundidad, no necesita anestesia, y no se corre ningún peligro de sufrir quemaduras porque no calienta a temperaturas muy elevadas. La radiofrecuencia produce un calentamiento profundo que afecta a la piel y tejido graso subcutáneo. Un calentamiento que podríamos decir va de dentro hacia fuera. Dicho calentamiento va a favorecer:
 
- El drenaje linfático, lo cuál permitirá disminuir los líquidos y las toxinas en el que se encuentran embebidos los adipositos del tejido afecto de celulitis.
  
- Un aumento en la circulación de la zona que permitirá mejorar el metabolismo tanto del tejido graso subcutáneo como la mejora del aspecto de la piel acompañante.
- La formación de nuevo colágeno, tanto en la piel como en el tejido subcutáneo, permitiendo que todo el tejido adquiera firmeza
 
- Retracción del tejido que se verá acompañada de migración de fibroblastos, lo cual reforzará aún más la estructura de colágeno, dando como resultado un rejuvenecimiento de la zona tratada.
 
La duración del tratamiento es variable dependiendo del área a tratar. Áreas pequeñas como los brazos suelen realizarse en 25 ó 30 minutos, mientras que áreas más amplias como trocánteres (cartucheras) pueden prolongarse de 45 a 60 minutos.
 
El número de sesiones necesarias es variable y va a depender del estado de cada paciente y el nivel de exigencia del mismo, pero se consideran necesarias entre 4 y 6 en facial, y entre 6 y 10 en tratamientos corporales.
 
Recupera la luminosidad de tu piel

La radiofrecuencia, es un sistema de rejuvenecimiento facial sin cirugía, a través de micro impulsos de calor, que se transmiten a partir de una corriente alterna. 

Su efecto sobre el organismo se debe al desprendimiento de energía que produce el paso de la onda eléctrica.
 Es un equipo electrónico de Starbene, que mediante la radiofrecuencia consigue estimular el tejido conjuntivo y activar los fibroblastos para generar nuevo colágeno, el cual reemplaza al anterior, con lo cual se mejora la densidad de la piel, se afirma y se suavizan las arrugas. Da luminosidad y refresca el rostro en general. Actúa en profundidad, no necesita anestesia, y no se corre ningún peligro de sufrir quemaduras porque no calienta a temperaturas muy elevadas.

El tratamiento es sencillo y agradable: sobre la piel limpia y con un gel conductor, se pasa un cabezal a través del cual se emite la radiofrecuencia, siguiendo líneas preestablecidas y reforzando las partes que la persona mas necesita estimular (parpados, mejillas, cuello, papada).  Los resultados comienzan a manifestarse en las primeras aplicaciones. Son necesarias de 12 a 15 sesiones, con intervalos que van variando de 2 días a algunas semanas. El tratamiento da mejores resultados en pieles con líneas poco profundas o con flacidez manifiesta. Es la mejor alternativa a una cirugía de lifting. Es preventivo del envejecimiento también. Su uso frecuente (mensual o quincenal) mejoran y mantienen la buena calidad de la piel. Se puede combinar con peelings químicos. Es ideal combinarlo con el electroestimulación o gimnasia facial para conseguir resultados mas espectaculares, ya que al afirmar los músculos y el tejido conectivo, el rostro recupera una apariencia muy similar a la de la juventud. Se puede utilizar en implantes o en combinación de Botox, IPL o Exoderm. Se puede continuar tomando sol mientras se realiza este tratamiento.

Nuestro cutis es una de las partes más delicadas de nuestro cuerpo. Además, al estar siempre expuesto a los agentes externos, sufre constantemente. Por ello, mantenerlo hidratado y cuidado resulta vital.
Si quieres devolverle a tu piel esa luminosidad perdida, a la vez que la refrescas e hidratas, el tratamiento Biolift puede ser una buena opción. ¿A qué esperas para presumir de cara bonita?
 

RESERVAR HORARIO PARA EL TRATAMIENTO